Nuestra historia

Conoce la trayectoria empresarial de Etisur

Siempre creciendo y adaptándonos a los nuevos tiempos. Nuestra filosofía basada en el trato cercano y familiar se ha transmitido a lo largo de nuestros 30 años de experiencia convirtiéndose en nuestra seña de identidad

Todo empieza un día cualquiera de 1.980 cuando cinco amigos cansados del día a día, deciden dar un cambio a sus vidas arriesgando su patrimonio y sus vidas familiares para montar su propia empresa, basándose en los años de profesión que cada uno llevaba a sus espaldas.

Con mucha ilusión e intentando romper con la idiosincrasia a la que estaban acostumbrados, intentaron dar un giro a la creación de la empresa y formaron una cooperativa.

Los comienzos como siempre fueron difíciles pero, con ilusión, esfuerzo y lo más importante, la estrecha relación que aún perdura con sus primeros clientes, consiguieron hacerse un hueco en el sector.

Durante todos estos años, hemos ido creciendo y adaptándonos a los nuevos tiempos, empezando con una imprenta que hoy en día estarían en un museo y con una máquina tipográfica bastante rudimentaria que sólo podía imprimir hasta 3 colores, para ello empresas afines nos facilitaban los utillajes para la impresión (diseños, fotolitos, grabados…).

Hoy en día nuestro parque productivo incorpora distintas máquinas tanto tipográficas como flexográficas pudiendo imprimir hasta 6 colores, distintos barnizados brillo, mate o incluso los dos, estampación en distintos colores, impresión en el soporte o en el adhesivo, plastificados, numeraciones… Disponemos de departamento de diseño propio basado en ordenadores Mac con todos los programas de diseño del mercado; también y bastante importante contamos con departamento de Laboratorio en el que preparamos nuestros propios fotolitos y grabados, estos primeros ya están siendo eliminados gracias a la última incorporación en filmación CTP, que realiza directamente los grabados en digital con el consiguiente ahorro en materia prima y mayor calidad de impresión.

Han pasado más de 30 años y aquella filosofía del trato cercano y familiar con los clientes, se ha transmitido a la segunda generación y al resto de nuestra plantilla convirtiéndose en nuestra seña de identidad.